lunes, 21 de diciembre de 2020

Las pascuas sangrientas.

Autor: José Abreu Cardet.

 En 1956 en el territorio del Norte de la antigua provincia de Oriente se había desarrollado con gran intensidad la oposición a la dictadura de Fulgencio Batista: se creó el Movimiento 26 de Julio, tenía viejas raíces el Partido Comunista y existían otras organizaciones contrarías a la dictadura. Se destacaban en especial un grupo de jóvenes entre los que se encontraba: Pedro Díaz Coello, Luis Peña, William Aguilera y otros.

Las acciones del 30 de noviembre de 1956 en Santiago de Cuba y el desembarco del Granma pusieron en estado de alerta a las fuerzas de la dictadura. Se temía un estallido similar en el Norte de Oriente.

Inesperadamente comenzaron a producirse sabotajes en la jurisdicción del Regimiento 7 de la Guardia Rural que controlaba el territorio desde el antiguo municipio de Victoria de Las Tunas hasta Sagua de Tánamo.

El 29 de noviembre de 1956 en La Cadena, en Puerto Padre, fue asaltado un polvorín por los revolucionarios (1) que capturaron dos fusiles. Fue herido de gravedad un soldado. (2) El 7 de diciembre rompen las vidriera del comercio de Julio Casas en la ciudad de Victoria de las Tunas. El 13 diciembre en el barrio Santa María en el territorio del Escuadrón 73 del Regimiento 7 (Delicias) queman dos alcantarillas en el kilómetro 5 y el 8, respectivamente, propiedad de la American Sugar Mills Company. Ese mismo día se producen tres acciones revolucionarias: en San Manuel y Vázquez: incendian el puente del kilómetro 38 de la línea férrea de la referida compañía, cortaron el tendido telefónico en San Manuel, propiedad de la misma compañía. En Las Tunas lanzaron dos granadas de mano contra la zona fiscal que no estallaron. (3)
El 14 diciembre de 1956 incendiaron las edificaciones de la Compañía Ferrocarriles Consolidados en Tunas. (4) El 23 de diciembre 1956 quemaron el puente del kilómetro 41 en Jobabo. Este era propiedad de la Empresa Ferrocarriles Consolidados de Cuba. (5) El 24 diciembre 1956 rompieron vidrieras del comercio de ropas “Gran Señora” en Victoria de Las Tunas. Ese día ardieron en el batey del central Delicias el almacén de la American Sugar Mills Company. El 24 diciembre de 1956 le prendieron fuego a una grúa en Delicias, propiedad de American Sugar Mills Company. El 24 diciembre de 1956 en Santo Domingo, Delicias, sabotearon el puente del ferrocarril también propiedad de American Sugar Mills Company. Ese día queman en Santa María 3, en Delicias, una grúa y otra en La Pedrera, propiedad ambas de esa empresa estadounidense. (6) El 25 de diciembre 1956, en El Canal, en la finca Chaparra, Puerto Padre cortan hilos telegráficos propiedad del Estado.
Si analizamos las acciones subversivas realizadas durante el año 1956 nos encontramos, que en la jurisdicción del Regimiento 7 se realizaron 20 sabotajes. De ellos 19, entre el 29 de noviembre y el 26 de diciembre. De estos 18 después del desembarco del Granma. Las empresas afectadas fueron fundamentalmente estadounidenses. Se hicieron contra la empresa propietaria de los centrales Chaparra y Delicias 10 sabotajes y uno contra la Unitet Fruit Company. (7)
En vista de esto se decidió por la dictadura la liquidación de un grupo de destacados revolucionarios en la costa Norte de la antigua provincia de Oriente. Las condiciones para el asesinato fueron preparadas fría y cautelosamente. Por ejemplo Gilberto González, líder del Movimiento 26 de Julio en Cacocum un barrio del municipio Holguín, que se encontraba detenido fue puesto en libertad para encubrir su posterior asesinato. La primera víctima fue Rafael Orejón Forment asesinado el 23 de diciembre en Nicaro. Luego entre el 25 y 26 serían ultimados los demás. En total 23 revolucionarios.

En Holguín eran detenidos, Pedro Díaz Coello, Williams Aguilera y Luis Peña, eran torturados y asesinados. Las demás víctimas de esa masacre realizada en el territorio de las actuales provincias de Holguín y Las Tunas, fueron los compañeros: Jesús Feliu Leyva, Loynaz Hechavarría Cordovez, Isaac Hernández Oliver, Ángel Valerio Consuegra, Armando Guzmán Guidis, José Marcial Pérez Cruz, Héctor Infante Pérez, Thelmo Esperance, Alejo Tomás López, Pelayo Cusidó Torres, Antonio Concepción Perodín, Luis Sera Moreno, José Mendoza García, Enrique Casals Villarreal, Manuel Aquiles Espinosa, Silverio Núñez Hernández, Enrique Morgan Nicolaus, Ramón Téllez Peña.

En la masacre se incluyeron militantes del Movimiento 26 de Julio, del Partido Socialista Popular y opositores en general. También cayeron víctimas inocentes que no se destacaban por ser enemigos del gobierno pero habían tenido rencillas personales con esbirros. Incluso un vecino fue ultimado por presenciar el traslado de una de las víctimas hacia el lugar de la ejecución.
Aquel acontecimiento fue llamado por la población como las Pascuas Sangrientas y la atmósfera de represión creada por los esbirros sembró el terror y el desconcierto en la costa Norte de la antigua provincia de Oriente.
La tragedia tuvo una respuesta de los revolucionarios. El Movimiento 26 de Julio se volvió a organizar y el 23 de noviembre de 1957 el jefe del Regimiento 7 responsable directo de aquellos crímenes fue ajusticiado en la ciudad de Holguín. El crimen no impidió la caída de la dictadura.

NOTAS

1.-Los que realizaron esta audaz acción fueron Luis Alfonso Zayas Ochoa, Raúl Castro Mercader y Orlando Pupo Peña
2.-Instituto de Historia de Cuba, Fondo Ejército 24-5.1-4.1.8-1.1.
3.-Ibídem. 24-5.1-4.1.8-.10.
4.-Ídem.
5.-Ídem.
6.-Ídem.
7.-Ídem.

No hay comentarios:

Publicar un comentario