martes, 20 de diciembre de 2016

EL CORONEL TRAIDOR


Por: José Abreu Cardet
El general Julio Grave de Peralta era miembro de una antigua familia holguinera. Por la parte materna tenía antepasados establecidos en la zona desde el siglo XVII. La mayoría de los líderes que iniciaron la guerra de 1868 tenían un origen similar. Julio antes del estallido del 68 residía en la zona de Cacocum, una capitanía pedánea de la jurisdicción holguinera. Allí alcanzó un gran prestigio entre sus vecinos y era querido por la mayoría de aquellos campesinos, peones y terratenientes medios que poblaban el lugar. Fue el organizador de la conspiración que dio inicio a la guerra de 1868. Sumó al complot a gran cantidad de vecinos. Entre ellos el capitán pedáneo máxima autoridad colonial en Cacocum. El 14 de octubre se levantó en armas. Su enérgica acción frente a las fuerzas integristas lo convirtió en el líder militar de los holguineros.  Su ascendencia entre los holguineros le permitió consolidar una verdadera red de agentes que actuaban desde las filas enemigas. Estos le brindaban valiosa información sobre los planes españoles. Uno de los éxitos de estos revolucionarios fue descubrir la traición de un coronel mambí.
El coronel José Fernández de los Muros se había convertido en uno de los hombres de confianza de Julio Grave de Peralta. En ocasiones se había quedado interinamente al frente de la división. A mediados de 1870 este mambí había cambiado por completo sus convicciones y decidió pasarse a las fuerzas enemigas.  Los españoles habían llevado a cabo una intensa ofensiva por todo el territorio. Declararon la guerra a muerte a los libertadores. Parecía que el movimiento independentista seria exterminado. Se iniciaban las deserciones y traiciones. Esto explica la traición del coronel José Fernández de los Muros.
El 6 de julio de 1870, Julio resumía en  una breve nota al teniente Emilio Bruzón, una trascendental información que ponía en evidencia la acción de los agentes cubanos: “… he sabido por conducto de los espias que entre los españoles V sabe se encuentra, el Corl. José Fernández de los Muros tiene comunicación con el enemigo lo que pongo en su conocimiento. (1)
Esta información tenía gran importancia para el Ejercito Libertador, pues el referido Coronel gozaba de la absoluta confianza de Julio. Comprobada la traición de Muros fue detenido y sometido a un proceso. En el verano de 1870 Grave de Peralta fue destituido del mando de la división holguinera. Todavía no se había concluido el expediente contra Muros, por lo que el holguinero le entrega a su sucesor en el mando de la división, el general venezolano, José Maria Aurrecoechea, el prisionero con todos los antecedentes de su despreciable conducta. El coronel traidor logró escapar e ingresó a las fuerzas españolas, en diciembre de 1870 tomó parte en la captura del general Aurrecoechea.
Fuentes
(1)  Museo Provincial de Holguín, Fondo Julio Grave de Peralta, carpeta 1, numero 64


No hay comentarios:

Publicar un comentario