viernes, 24 de abril de 2015

EL REGIMIENTO NUMERO 7 DE LA GUARDIA RURAL EN 1958.


José Abreu Cardet
Se han publicado algunos  textos sobre la lucha contra Batista en la actual provincia Holguín. Pero existe muy poca información sobre las fuerzas de la dictadura de Batista que combatieron contra los revolucionarios. En este articulo el lector encontrara información sobre como estaba estructurado el ejército en el último año de la guerra en el referido territorio. Nos referimos al regimiento   número 7 de la guardia rural. Este tenía bajo su jurisdicción a gran parte del territorio de las actuales provincias de Holguín y Tunas.
La guardia rural surgió en la primera intervención de los Estados Unidos. Durante toda la República se fue perfeccionando e incrementando sus fuerzas, llegando a ser uno de los pilares del ejército cubano. En abril de 1958 contaba nacionalmente con 12 543 efectivos. En esa fecha el ejército sumaba unos 20 877. Como expresa el historiador Pérez Rivero, “…lo cual nos indica que el principal componente de infantería del ejército era precisamente la Guardia Rural”. (1) El número de integrantes del ejército posteriormente se incrementó por medio del reclutamiento realizado por el Servicio Militar de Emergencia. 
En 1958, que es el momento que analizamos, el ejército batistiano había estructurado las fuerzas de la guardia rural en 7 regimientos. En cada provincia había una de estas unidades excepto en la de Oriente que tenía dos; el número 1   tenía su jefatura en  la ciudad de Santiago de Cuba y el número 7, en Holguín. Este último tenía en su jurisdicción a los norteños municipios de Victoria de las Tunas, Holguín, Puerto Padre, Gibara, Antilla, Banes, Mayarí y Sagua de Tánamo.
En 1958 el Regimiento número 7 estaba estructurado en cinco escuadrones.  El número 71  tenía su sede en la misma jefatura del regimiento  y comprendía el municipio de Holguín, mientras que los demás se distribuían de este modo: el 72  radicaba en la ciudad de Victoria de Las Tunas (2) y tenía en su jurisdicción el municipio del mismo nombre; el 73 tenía su mando en el central Delicias y abarcaba el municipio de Puerto Padre y la zona de Velasco; el 74 se encontraba establecido en el poblado de Mayarí y comprendía, además del municipio de ese nombre, el de Sagua de Tánamo; y el escuadrón 75 establecido en la ciudad de Banes y tenía subordinado a los municipios de Banes,   Antilla y Gibara.  En cada una de estos escuadrones había una capitanía así como una primera, segunda y tercera tenencia. Estas estaban establecidas en centros urbanos y en algunos centrales azucareros. Por ejemplo Buenaventura era una tenencia del escuadrón 71, mientras el central Santa Lucía lo era del escuadrón 75.      El número de las tenencias en la práctica variaba, pero generalmente cada una tenía entre 20 y 30 hombres. En la jurisdicción de cada una de estas había varios puestos. Los puestos tenían alrededor de 10 militares. Estaban situados en las cabeceras de algunos barrios que tenían cierta importancia económica y social. Para que el lector tenga una idea clara de estas estructuras veamos un ejemplo muy específico: Mir era un puesto de la tenencia de Buenaventura. Contaba con una guarnición de unos 10 guardias. La tenencia de Buenaventura contaba con unos 30 hombres. Esta estaba subordinada a la capitanía 71.    En total en el regimiento había 19 puestos de la guardia rural, y además existían los apostaderos que se establecían según los estimase cada tenencia, y cada apostadero tenía hasta 3 guardias rurales. 
Asimismo se encontraban 8 secciones de la Policía Nacional y una sub sección en Cueto. (3) En cada municipio había una de estas secciones. Las funciones esenciales de la guardia rural en tiempo de paz eran policíacas. Es decir, debía reprimir a quienes infringían la ley, fundamentalmente en los campos y barrios rurales, y desempeñaron   un papel muy importante en acciones contra las protestas obreras y campesinas. Al iniciarse la lucha contra el tirano Batista se enfrentaron al movimiento clandestino y guerrillero.  Durante el desarrollo de la lucha insurreccional le fueron subordinados al regimiento número 7 varias compañías del ejército.
En el regimiento también funcionaban los cuerpos de inteligencia. Uno de ellos era el Buró de Represión de Actividades Comunistas (BRAC), es así que el 4 de enero de 1958 en cada escuadrón había un representante del mismo (4) y el 11 de febrero quedó estructurado en el regimiento.  Su jefe era primer teniente Manuel Alonso Valdez y contaba en la jefatura con cuatro agentes, dos cabos y dos soldados. En cada escuadrón había un delegado que era un soldado. (5)También estaba el Servicio de Inteligencia Regimental (SIR) que tuvo varios jefes. Pero en total el número de efectivos del SIR y el BRAC era muy reducido.
En comunicación personal del historiador militar Roberto Pérez Rivero, se refería a que en los estudios sobre los cuerpos represivos de la dictadura se exagera el número de miembros del SIR, el SIM y el BRAC. Tanto a nivel nacional como de regimiento estos órganos de inteligencia contaban con un personal bastante reducido. Aunque recibían información de algunos agentes secretos y de simpatizantes del régimen. La imaginación de la población y los opositores del régimen lo sobredimensionó; y hasta es posible que le achacaran acciones represivas realizadas por la policía, la guardia rural o los masferreristas. 
Asimismo, aunque no le estaban subordinadas al regimiento habían pequeñas guarniciones de la Marina de Guerra en su jurisdicción que tenían sus cuarteles en Gibara, Antilla, Puerto Padre y Manatí. Se sabe que dicho cuerpo participó activamente en la lucha contra los revolucionarios.
  El 18 de agosto 1958 el regimiento lo formaban en total 1102 militares entre soldados y oficiales (6) Había además un pelotón de blindados y otro de artillería. (7) Bajo su mando se encontraban policías y personal paramilitar como masferreristas (8)y delatores.
En diciembre de 1958 el regimiento contaba con 13 compañías. (9) Llegaron a tener varias tanquetas T 17. También contaron con un tanque de guerra. En total es posible que la cifra de hombres para participar en acciones represivas pudiera llegar a unos 1800, con la inclusión de la policía; aunque nunca lograron hacer una concentración importante de hombres y raramente reunieron más de dos compañías para una operación.
Durante el año 1958 en el territorio holguinero se enfrenaron las fuerzas del regimiento número 7 de la guardia rural y los frentes guerrilleros Segundo Frente Oriental Frank Pais y Cuarto Frente Simón Bolívar.
NOTAS
1-- Roberto Pérez Rivero,: Desventura de un ejército.  Editorial Oriente, 2003.  
p. 43.
2--Producto de la defensa que hicieron los colonialistas de esta ciudad en la guerra de los 10 años fue llamada por los españoles como Victoria de las Tunas. Pese a que los mambises posteriormente la capturaron en dos ocasiones se le continúo llamando con ese nombre hasta después de 1959.
3--Instituto de Historia de Cuba, Fondo Ejército 24—5.1—4:4.1—1—22 
4--Instituto de Historia de Cuba, Fondo Ejército 24-5.1-4.2.2-2-24
5--Ídem
6--Instituto de Historia, Fondo: Ejército 24—5.1—6.4.2—1—25.
7--Instituto de Historia, Fondo: Ejército  24- 6.1--.6.4-- 6.1—21
8--Grupo paramilitar formado por el senador Rolando Masferrer Rojas. Actuó con extrema crueldad contra los revolucionarios y la población en general. Se les llamaba también los Tigres de Masferrer.
9--Roberto Pérez Rivero, Ob cit. p 250.


2 comentarios:

  1. hola Senor abreu me ha dado gusto leer esto /me gustaria preguntarle y decierle algunas cosas /me gustan muchos estos temas quisiera poderle escribir /

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi correo silva.yulie@gmail.com
      Conoci militares tengo algunos testimonios en general ,guardo algunas fotos y de verdad me gustaria escribirle
      naci en mulas en cunas de las familias abreu de la que tengo un poco de dominio de geneologias de ellos /mi nombre pedro silva

      Eliminar